Todo sobre la gripe en los meses de verano

Si bien para muchos la gripe en verano no es muy habitual, hay que tener ciertas precauciones debido a que este tipo de trastornos son causados por los reconocidos virus del resfriado que tienden a contraerse por medio oral o con el simple contacto, aunque también pueden aparecer como síntomas del abuso del aire acondicionado, el sudor excesivo, baja cantidad de líquidos y otros factores que pueden ser principales causales de este tipo de enfermedades en esta época del año.

Se recomienda a aquellas personas que acostumbran a tener las defensas bajas y a enfermarse constantemente el ser precavidos con la Gripe de verano, principalmente por el hecho de que la mayoría de las personas tiende a irse de vacaciones y a descansar de la rutina diaria en esta época del año, por lo que se espera gozar de una buena salud para conseguir pasear, viajar e incluso disfrutar del aire libre en cualquier momento del día.

Los síntomas que habitualmente aparecen ante una Gripe de verano son:

  • Tos
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Secreción nasal
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Entre otros

Se recomienda tratar la Gripe de verano creando las condiciones ambientales óptimas para poder mejorar, como es el caso de reposar en cama, tratar de no exponerse al sol, hidratarse constantemente con agua y comer muchas frutas y verduras, sobre todo aquellas que contengan una amplia cantidad de vitaminas C.

Habitualmente muchas personas acostumbran a utilizar remedios caseros para combatir la Gripe de verano, como puede ser la sopa de pollo para aliviar el dolor de garganta, el té de manzanilla para combatir la secreción nasal, paños fríos para disminuir la fiebre, entre otros tratamientos caseros muy utilizados. Desde Clínicas Diego de León se recomienda hacer uso de estos métodos alternativos pero sin olvidar la recomendación del médico.

Para prevenir la Gripe de verano se recomienda evitar el uso excesivo del aire acondicionado, conseguir no exponerse al sol en los momentos de mayor calor del día, beber una gran cantidad de agua, evitar desabrigarse en las noches, y fortalece tu sistema inmunológico con la ayuda de una dieta sana.

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *