Recetas caseras para la bronquitis asmática

Las recetas caseras para la bronquitis asmática efectivamente reducen esta inflamación de los bronquios, caracterizada por una producción excesiva de moco. Como su nombre indica, es una condición relacionada con el asma y bronquitis crónica.

Este tipo de inflamación causa inflamación en las vías respiratorias, que son estrechas, apretando los músculos. Este es el origen de las sibilancias, dificultad para respirar y tos, entre otros síntomas similares. La exposición prolongada a sustancias contaminantes, humo de cigarrillo, polen, moho y polvo, empeorando el problema.

asma

Aunque no existe cura para el asma, los remedios caseros promueven gran alivio, y controlan los síntomas de la bronquitis. La vigilancia debe mantenerse porque puede evolucionar a enfermedades más serias como sinusitis y neumonía.

Para mantener la prevención o evitar que empeore, debes beber el jugo de jengibre cada día con miel. Llevarse un gran trozo de jengibre, moler y extraer el jugo. Agregar 1 cucharadita de miel y beber 2 veces al día.

Si tienes tos, llena media taza con agua tibia, agregue jugo de limón 3 cucharadas y 1 cucharada de miel. Beber siempre que sea necesario.

En caso de crisis, aplastar el equivalente de un puñado de blanco de flores de saúco, exprimir para extraer el jugo y mezclar en un vaso de agua. Bébalo de inmediato.

Para tratar el problema, uno de los más recomendados remedios caseros son elaborados con uvas. Golpear los granos de un grupo muy grande en una licuadora, agregar 1 cucharadita de miel y se toma con el estómago vacío, sobre una base regular.

Otro potente medicamento para el tratamiento es consumir 3 dientes de ajo crudo en una taza de agua y tomar con el estómago vacío. Repetir cada día en el transcurso de una semana. Para no tener el sabor del ajo, solo masticar semillas de hinojo.

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *